miércoles, 23 de febrero de 2011

II Jornadas Farmacríticxs en Madrid



El próximo Miércoles día 2 de Marzo, a las 9:00 de la mañana en la Pagoda de la facultad de Medicina (Calle Arzobispo Morcillo nº 2, junto a Hospital U. La Paz -Metro Begoña, Autobuses 67, 124, 132, 134, 135 y 137). La jornada de Tarde (a partir de las 15:30 ) tendrá lugar en el Aula IV.

La entrada es gratuíta y libre, sin inscripción previa. Para recibir el certificado de asistencia con el que se puede convalidar el crédito de libre configuración, es necesario registrarse en la lista unos minutos antes del inicio de la Jornada y volver a firmar según se vaya informando a lo largo de todo el día, tal cual se realizó el año anterior.


video


El programa de las jornadas es el que sigue:

  • MAÑANA (Pagoda)

09.00 – 09.15 PRESENTACIÓN.

09.15 – 10.15 ACCESO A MEDICAMENTOS ESENCIALES.
* Javier Padilla, R3 de Medicina de Familia y Comunitaria y coautor de Médico Crítico.

10.15 – 11.45 DEBATE: INFORMACIÓN Y PUBLICIDAD DE MEDICAMENTOS DIRIGIDA AL CONSUMIDOR.
* Julián Zabala, Director de Comunicación de Farmaindustria.
* Mª Carmen Puerta Fernández, Jefa de Área de Control de Publicidad de Medicamentos de la Consejería de Sanidad de la CAM.
* Moderado por Rafael Bravo, Médico Atención Primaria, C.S. Sector III de Getafe.

12.15 – 13.15 MEDICAMENTOS ME TOO. EVALUACIÓN DE RECETAS MÉDICAS.
* Lourdes Girona, Jefe de la Sección de Farmacia del Hospital Vall d’Hebrón.
  • TARDE (Aula IV)
15.15 – 16.15 RELACIÓN INDUSTRIA Y UNIVERSIDAD: CÁTEDRAS DE PATROCINIO EN LA UAM.
* Iván Manzanares, Director de la Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación de la UAM.

16.15 – 18.15 MESA REDONDA: FORMACIÓN MÉDICA CONTINUADA.
* Ricardo Ruiz de Adana, Jefe de Estudios de la Agencia Laín Entralgo.
* Marta Carmona Osorio, R1 de Psiquiatría y coautora de Médico Crítico.
* Ponente Por Confirmar, Representante de Grünenthal Pharma.
* Moderada por: Antonio García García, profesor del Departamento de Farmacología de la UAM.

Organizado por: AIEME-UAM

martes, 22 de febrero de 2011

SUCIEDADES CIENTÍFICAS: LOS CENSURADORES Y LOS MANIPULADORES DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA.




manipulador, ra.


      1. adj. Que manipula.


Manipular.

3. tr. Intervenir con medios hábiles y, a veces, arteros, en la política, en el mercado, en la información, etc, con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares.

censurador, ra.

1. adj. Que censura. U. t. c. s.

censura.

  1. f. Dictamen y juicio que se hace o da acerca de una obra o escrito.

De manera angelical y bienintencionada, me andaba documentando sobre las novedades que aportaban las nuevas guías de la Sociedad Europea de Cardiología acerca de la FA.

Vi un vídeo en la página de la Sociedad Española de Cardiología de un médico que, como el que da un telediario, desglosaba una por una las bondades de los nuevos algoritmos. A la vez que lo hacía, iba pasando folios, en una relación aproximada de 1 a 1, una bondad por folio.


http://www.secardiologia.es/libros-multimedia/videos-cardiotv/focus-monografias/3002-que-aportan-las-nuevas-guias-de-fa#


Habló de las nuevas cronologías para hacer clasificaciones teóricas, de la nueva escala de valoración para anticoagular, del papel de la ablación por catéter y cómo no, de los nuevos antitrombóticos y de Dronedarona (Multaq). El vídeo tiene fecha de Octubre de 2010 y puede que no se conociera nada de la hepatotoxicidad.


Yo había omitido el tufillo a conflicto de intereses que exhalaba la página web. Con poco entrenamiento, ya sabe uno cuándo la industria farmacéutica anda cerca. Yo veo una loncha de salmón ahumado en un Centro de Salud y sé que anda cerca. Veo una puesta en escena 2.0 bien maqueada y sé que anda cerca.


No quise ser mal pensado, y haciendo caso a los que me dicen que no puedo ser así ni ir así por la vida, escribí un comentario en el post, bien amable, expresando mi preocupación por el hecho de que aún obrando con buena conciencia, al tirar de hemeroteca, ese vídeo, afirmando que “la elección del tratamiento antiarrítmico ha de hacerse individualizada al paciente pero sobre todo buscando su seguridad y esto ha hecho [...] que dronedarona, que tiene un perfil de seguridad claramente mejorado frente a amiodarona, su precedesor [...] Y dronedarona por su perfil de seguridad ocupa un lugar muy muy prevalente”, resultaba un poco dañino para los jóvenes médicos en formación inocentes y bienintencionados como yo y para los higadillos de la población general. También les expresaba mi preocupación por el hecho de que una página que daba ese aspecto de pulcritud, de seriedad y de buen hacer, fiel reflejo de la sociedad (cardiológica y general) a la que sirven, no hubiera incluido entre sus contenidos hasta la fecha, ninguna información que alertara de la prescripción de este fármaco sin los controles analíticos necesarios.


Fuera de este debate, que no es el tema que me ocupa para haberme puesto a contar esta historia, el comentario que mandé fue publicado momentáneamente y retirado al día siguiente.


Hice un repaso de los comentarios de los post de la página y no pude hallar ni una crítica.


Como ya he dicho, estaba de buenas porque había aprendido que no se puede pensar mal de nadie, y menos de los compañeros. Les mandé otra amable nota que rezaba lo siguiente, habiéndome registrado previamente en la página, para evitar excusas ulteriores.


Queridos compañeros de la Sociedad Española de Cardiología: Bienaventurados los que promovéis el avance de la ciencia, pero creo que no debiera hacerse a costa del paciente. Está bien afirmar en su día que "la elección del tratamiento antiarrítmico ha de hacerse individualizada al paciente pero sobre todo buscando su seguridad y esto ha hecho.... que dronedarona, que tiene un perfil de seguridad claramente mejorado frente a amiodarona, su precedesor... Y dronedarona por su perfil de seguridad ocupa un lugar muy muy prevalente". Esto leído hoy, nota de la Agencia Española del Medicamento a 24 de Enero de 2011 de por medio, y varios casos de lesiones hepáticas con dos trasplantes de hígado a sus espaldas, creo que hace que debierais rectificar este contenido. No he encontrado ninguna información posterior en vuestra página, por cierto, que hable de esta calamidad yatrogénica. Dejé un comentario en este mismo sitio con fecha de 1 de febrero de 2011 y no lo veo. ¿Sabéis si es por alguna causa técnica? Un saludo. Quedo a vuestra disposición.”


Como en el caso anterior, al día siguiente mi comentario fue retirado.


Metí un comentario infiltrado positivo y no hubo problema ninguno para que permaneciera en la página. ¿Conocéis al tío Ramón?


http://www.secardiologia.es/libros-multimedia/videos-cardiotv/focus-monografias/2436-cuando-rm-y-cuando-angio-tc-en-paciente-con-patologia-aortica


Volví de nuevo, con mi nombre de registro, a rastrear la página. Me metí en Alertas Farmacológicas, y ni rastro de Dronedarona, ni de ningún otro.


Me leí el apartado quienes somos y conflictos de intereses en el que se habla del buen hacer de la sociedad. Un largo documento cargado de buenas intenciones. Patético.


Las cosas, casi nunca, parecen lo que son. Casi nunca son lo que parecen.


Seguro que casi todos los cardiólogos que pertenecen a la sociedad son personas honorables a las que le mueve la perfección en su ejercicio profesional y que se unen a una sociedad considerando todos los beneficios que puede tener eso para ellos y para sus pacientes, pero los jerifaltes de la sociedad creo que no buscan lo mismo. Su sociedad, me parece, no es otra cosa que una plataforma de la industria más, bajo la que ejercer su influencia.


Apéndice: No llevaba más de dos días como residente en Madrid cuando fui invitado a la presentación de una de las sociedades científicas de Medicina Familiar en un hotel impresionante de la ciudad. Recuerdo el deslumbramiento que me produjo el acto, y sobre todo, el catering.


Reconducir a los especialistas hacia el movimiento “No Gracias” es una utopía hoy por hoy. La cabra tira al monte.


Pero me gustaría enormemente que las sociedades de Medicina Familiar y Comunitaria, de las que tengo en general una impresión buena, de las que leo sus revistas que consigo en el mercado negro porque me gustan bastante, y en las que participan, creo, los mejores profesionales del país, no tuvieran ninguna relación con la industria farmacéutica. Me gustaría poder ir a algunas reuniones científicas que convocan sin abonar un pastizal o sin que me lo pague La Bicha.


Recuperar la dignidad y el prestigio social de nuestro oficio quizá sea otra utopía comparable a la antes mencionada. Pero presentarnos como un colectivo unido que garantiza la independencia de sus acciones respecto a la industria farmacéutica, quizá no sea una mala manera de presentarnos ante la sociedad. Quizá no sea un mala manera de empezar.

-----

Roberto Sánchez

Médico residente cuarto año Medicina Familiar y Comunitaria

Centro de salud Prosperidad

Madrid


Correspondencia: robertojosesan@yahoo.es

http://www.1palabratuyabastaraparasanarme.blogspot.com/


En este mismo blog: http://farmacriticxs.blogspot.com/2010/12/docencia-de-la-decencia.html




(Gracias Roberto!)

jueves, 3 de febrero de 2011

Boletín farmacrítico, nº3

Desde farmacríticxs os presentamos el tercer número de nuestro boletín digital.
Su redacción se ha realizado a partir de las noticias publicadas en el blog durante las últimas semanas.

Puedes ayudarnos a difundir el boletín reenviándolo vía email o imprimiendo/distribuyendo el documeto en pdf disponible en la página web.

Esperamos que os guste,

Farmacríticxs



martes, 1 de febrero de 2011

Será maravilloso que nos oigan en Mallorca (intervenciones radiofónicas, humildes intentos de difusión y otras pugnas farmacriticxs del montón)

Deleiten esos panales de cera a los que llaman orejas con el encantador y ejemplificamente ejercicio de nuestro amigo y compañero el Dr. Padilla en una radio mallorquí que ha tenido a bien dejarnos hablar de nuestro libro.

La intervención en cuestión.

Mención especial al manejo de la entrevistatriz, a la que se nota bte más versada en estos temas de lo que estamos habituados a ver cuando tratamos con no-sanitarios, más que agradecidos nos hallamos.